La bota de uno de los alpinistas japoneses desaparecidos en 1970 y encontrados en 2014

El Cervino devuelve los cadáveres de dos alpinistas japoneses desaparecidos en 1970

Los dos cuerpos fueron encontrados el pasado mes de septiembre y ahora han sido identificados a partir de restos de ADN.

La bota de uno de los alpinistas japoneses desaparecidos en 1970 y encontrados en 2014 (Police cantonale valaisanne)
  • Ahora que el Cervino está de actualidad tanto por la celebración del 150 aniversario de la primera ascensión, y por las consecuencias de un verano extremadamente caluroso que incluso provocó el cierre de su vertiente italiana, sale a la luz pública otra noticia acerca de uno de los picos más emblemáticas de Europa. Y es que los restos humanos descubiertos el pasado mes de septiembre a los pies de la montaña han sido identificados a partir del ADN como dos jóvenes alpinistas japoneses desaparecidos hace 45 años.

El 18 de agosto de 1970, dos alpinistas japoneses sufrieron una caída mortal mientras escalaban la cara norte del Cervino. Los cuerpos quedaron prisioneros de la nieve y el hielo de la montaña desde entonces y hasta el pasado mes de septiembre de 2014. Fue entonces cuando un alpinista descubrió los restos a los pies del glaciar del Matterhorn.

Inmediatamente, desde allí fueron transportados hasta la unidad de medicila legal del Insituto Central de los Hospitales del Valais (ICHV) en Sion (Suiza), donde se establecieron sendos perfiles de ADN a partir de dichos restos. Ante la sospecha de que se pudiera tratar de los alpinistas japoneses, la policía cantonal se puso en contacto con el consulado japonés en Ginebra para encontrar a sus familias en Japón.

A partir de la comparación genética, se ha podido determinar que los huesos encontrados en la montaña corresponden a los alpinistas japoneses desaparecidos en 1970. Las investigaciones correspondientes finalizaron entre los meses de junio y julio pasados.

Investigación periodística

Según la investigación realizada por el periódico Le Nouvelliste en sus propios archivos de las noticias publicadas en la época, las identidades de los dos alpinistas japoneses corresponderían a Miskio Oikawa de 21 años y a Masayuki Kobayashi de 23, ambos miembros del Club Alpin Français. Según las informaciones del verano de 1970, habrían abandonado el refugio Hörnli a primera hora de la tarde para proseguir la ascensión de la vertiente norte. Fueron divisados por última vez a unos 4.200 metros de altura, antes de que estallara una tormenta que duró varios días. Sus amigos denunciaron en Zermatt su desaparición seis días más tarde, tras perder la esperanza de que hubieran alcanzado el refugio Solvay.

Por lo visto, la policía cantonal del Valais maneja un listado de 290 nombres de personas desaparecidas desde 1925. La gran mayoría de ellas proceden de accidentes en montaña, y una pequeña parte de desaparecidos en los lagos de la región. El movimiento continuo de los glaciares descubre de vez en cuanto alguna de estas víctimas.